Jornadas de Oración por la paz llegan a 5 años

La problemática de violencia que vive El Salvador, ha llevado a Misión Cristiana Elim,  generar espacios de ayuno y oración por la paz, como una contribución al cese de la violencia.

Según el Instituto Universitario de Opinión Pública, (IUDOP), durante los años de 1990 a 2013, en el país se han registrado 73 mil muertes.  Una situación que preocupa  a toda una sociedad, y por la cual  la iglesia debe pronunciarse y ejercer su rol como defensora de la vida.

De los inicios de las jornadas por la paz, han pasado 5 años, tiempo en el cual, el Pastor General de Misión Elim, ha realizado un abordaje de temas como : Prevención de la violencia, Causas de la violencia, el suicidio es violencia, orar siempre sin desanimarse, etc.

Esfuerzos como éstos,  contribuyen en la concientización de las personas para abordar el tema de la violencia desde una óptica cristiana, así como también les lleva a trabajar por la paz, desde sus comunidades.

Este sábado 15, el Pastor Mario Vega,  comentó acerca de algunos elementos que influyen para que muchos jóvenes se involucren en las pandillas,  tal es el caso de su baja autoestima,  el abandono de sus padres y la familia, entre otros. “Todos nosotros necesitamos elementos que nos den valor, que de sentido a la vida de las personas”, expresó Vega.

Un joven pandillero, se encuentra ajeno a todo, al sistema educativo, de salud, se encuentra sin Dios, y sin esperanza, es allí donde la iglesia puede ejercer su papel transformador de vidas.  La iglesia debe crear las condiciones para que estos jóvenes sean recibidos dentro de sus recintos, así como gestionar espacios para la inserción de ellos en la sociedad.

“La iglesia se convierte en la única que tiene la llave para cerrar la puerta para que los niños y jóvenes no se involucren en las pandillas, pero también tiene la llave para que los que están involucrados, salgan de ella;  esa llave es la Conversión, la cual sólo viene por el poder del Espíritu Santo y su palabra”, manifestó Vega.

¿Y cómo iglesia que estamos haciendo? Se debe evangelizar, continuar con el anuncio del evangelio, es allí donde los jóvenes serán transformados y encontrarán  sentido para su vida.